top of page
  • Foto del escritorMonito y Pollito

Concentración Benicassim



DÍA 1:

El sábado 1 de abril quedamos en la puerta del polideportivo Juan de Dios Román a las 7 de la mañana para irnos en el autocar hasta Benicàssim (Castellón).

Fueron 5h y media de viaje contando la parada la verdad fuimos todos muy tranquilos fuimos hablando y durmiendo, solo nos alborotamos cuando llegamos.


Allí, Cristina nos dijo con quién íbamos a dormir en las habitaciones que eran de 2. A mí (Lucía Monito) me tocó dormir con Lucia Pollito. Subimos a las habitaciones a ponernos los bikinis/bañadores para irnos a la playa y también si nos daba tiempo empezábamos a sacar las cosas de la maleta para tenerlo todo organizadito.

La playa la teníamos al lado y nos metimos corriendo en el agua (que estaba congelada).

Después de secarnos y entrar en calor nos fuimos a comer: ensalada, empanada de jamón york y queso, lasaña, pan, agua y de postre yogurt.


A las 15h. empezamos los entrenamientos a tope de power. Comenzamos con seco trabajando los empeines y sobre todo la flexibilidad de espalda.

Después nos metimos en el agua para trabajar las acrobacias. Descansando un ratito para merendar, Bocata de chorizo, Plátano, Pera y agua. Y otra vez al agua para seguir entrenando hasta la hora de la ducha.

Como no teníamos permitido llevar móviles, Pollito y Monito nos pusimos a cantar canciones que nos sabíamos y terminamos cantando a grito pelado, hasta el punto que Albert y Oliver nos escuchaban desde su habitación, cosa que nos dijeron después.


Nos bajamos a cenar: macarrones, tortilla de patata, pan, agua y de postre yogurt.

Después nos fuimos a dar un paseo nocturno por el paseo marítimo de Benicàssim, a una heladería (donde conocimos a Manué, un niño del pueblo) y a un parque cercano.


Al volver al albergue se empezó a levantar mucho aire y se nos metía la arena en los ojos así que nos dimos prisa en llegar y una vez allí nos despedimos de las compañeras y entrenadores y cada uno a su habitación a dormir.

Antes de dormir preparamos lo necesario para el día siguiente, pusimos la alarma al reloj para no quedarnos dormidas y nos metimos en la cama, pero nos costó un poco dormirnos ya que nos entró un poco de miedo por estar solas en la habitación, pero solo un poco…


DÍA 2:

Nos despertó Oliver a las 8:00 ya que somos tan inútiles que no dimos al botón de poner la alarma, jejeje nos pusimos el bañador y la equipación de Calipso y corriendo a desayunar, era un buffet fantástico.

Después del desayuno nos fuimos a entrenar, tocaba agua, calentamiento de acrobacias, acrobacias, Eggbeater y para reponer fuerzas un ratito en el jacuzzi hasta las 13:30h que nos fuimos a comer.

El menú fue: Paella Valenciana, pan, agua y de postre yogurt. Reposamos hasta las 15:00h que nos fuimos a seco para hacer: cosas relacionadas con las acrobacias que íbamos a hacer en el agua después, cuando terminamos seco nos fuimos al agua e hicimos las acrobacias practicadas en seco antes y otras nuevas.

La merienda fue: bocadillo de queso y jamón de York, plátano, pera y agua. Seguimos entrenando hasta las 19:15h que nos fuimos a las duchas y a cambiarnos para la cena, donde el menú fue: puré, hamburguesa (solo tenía carne y queso), pan, agua y de postre yogurt.

Después de cenar, nos fuimos al paseo nocturno que estuvimos en un parque haciendo el tonto, ya acabando el paseo nocturno empezamos a hablar con Sandra de los Otakus y tuvimos la gran idea de convertirnos en Otakus durante esa noche. Las risas se escuchaban desde el piso de arriba, Amelia y Lu Pollo fueron las otakus y Lu Mono, la acompañante estrella.


DÍA 3:

Nos despertamos a desganas por el agitamiento mañanero de nuestro entrenador Oliver, hoy era el último de nuestros mejores días.

El seco fue teórico sobre el año que viene, en cambio, en el agua finiquitamos con acrobacias y nos pusimos a la obra con juego libre (Oliver se metió con nosotras y le exigíamos lo mismo que él nos exige a nosotros (mucho)).


Al comer, nos pusieron: macarrones con carne, croquetas, pan, agua, pieza de fruta o yogurt.

Tras eso, nos volvimos a ir a la playa!!


El viaje de vuelta a Madrid se hizo corto ya que al principio fue muy tranquilo porque estábamos muy cansadas y sorprendentemente las 2 Lucías nos quedamos dormidas, que paz para el resto, jeje.

Paramos a hacer un descanso y luego cantamos unas dos horas. La despedida fue dura, sabiendo que esta maravillosa aventura había dado su fin y lo mejor de esta concentración fue lo bien que nos lo pasamos las infantiles, juniors y absolutos juntos.



Si quieres ver más fotos y vídeos, entra en el siguiente enlace:

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page